Relacionan las caídas entre los adultos mayores con la alteración del flujo sanguíneo en el cerebro

Investigadores señalan que tanto el ejercicio como el tratamiento de la hipertensión podrían ayudar

MARTES, 18 de mayo 2010 (HealthDay News/DrTango) — La presión arterial alta puede alterar el flujo sanguíneo en el cerebro y conducir a caídas entre las personas mayores, según plantea una investigación reciente.

Los hallazgos se derivan de una investigación dirigida por la Dra. Farzaneh A. Sorond del Hospital Brigham and Women’s, el Instituto de Investigación del Envejecimiento de Hebrew SeniorLife y la Facultad de medicina de la Harvard en Boston.

Sorond y sus colegas se centraron en 419 hombres y mujeres mayores de 65 años, todos los cuales se sometieron a una monitorización de la velocidad al andar y a pruebas de ultrasonido para medir el flujo sanguíneo cerebral. Todas las personas mayores y sus cuidadores informaron también sobre el número de veces que los participantes se habían caído en los dos años previos.

En la edición del 18 de mayo de Neurology, los autores informaron que las personas mayores que estaban en el 20 por ciento de los participantes que experimentaron los cambios más pequeños en el flujo sanguíneo cerebral eran 70 por ciento más propensos a sufrir caídas que los que estaban en el 20 por ciento de los que tenían los mayores cambios en el flujo sanguíneo cerebral.

En otras palabras, los que tenían la mayor tasa de flujo sanguíneo cerebral cayeron en promedio menos de una vez al año, mientras que los que tenían el menor flujo sanguíneo cayeron cerca de 1.5 veces al año.

“A los 60 años, el 85 por ciento de las personas tienen una capacidad normal para caminar”, apuntó Sorond en el comunicado de prensa. “Sin embargo, a los 85 años, apenas el 18 por ciento de las personas mayores puede caminar con normalidad”.

“Nuestros hallazgos sugieren que podría haber una nueva estrategia de prevención de caídas, tales como ejercicio diario y tratamientos para la presión arterial, ya que la presión arterial afecta el flujo sanguíneo en el cerebro y podría causar caídas”, agregó.

En Estados Unidos, las caídas accidentales son las responsables de que se produzcan 1.8 millones de visitas a las salas de emergencias cada año, y conduce a más de 16,000 muertes, apuntaron los investigadores.

healthfinder.gov

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *